Menor atividade

La  recesión y la inflación también están dejando su huella en el uso de los medios de transporte. Por lo menos eso es lo que muestran las cifras oficiales. En julio, último mes del cual hay números disponibles, se redujo sustancialmente la cantidad de pasajeros tanto en la Capital Federal como en la provincia de Buenos Aires, todo un signo de la menor actividad.

La tendencia se extendió al transporte de cargas, otro termómetro del mayor o menor dinamismo económico, que sufrió una importante baja.

Las caídas, que según el rubro oscilan entre el 3% de los colectivos en la Capital y el 27,1% en los pasajes de avión al exterior, se explican tanto por el descenso en el nivel de actividad como por efecto de la inflación, ya que prácticamente todos los precios vinculados con el transporte -desde combustibles y pasajes hasta peajes y estacionamientos- tuvieron fuertes incrementos en los últimos meses.

En el caso del transporte público, el subte lideró el retroceso en el número de pasajeros. Según datos del Indec, en julio la venta de boletos cayó 12,4%. El fenómeno fue general, pero afectó especialmente a las líneas B y D.

El menor uso de los subtes no fue acompañado por un éxodo de los pasajeros a otros medios de transporte.

Fonte:


Desenvolvido por Controle Online - Desenvolvimento de aplicativos

Hospedado por Go Infinite