A diferença dólar superior a 80% e desencadeia uma onda de fronteira bolsa de negócios

 El peso aceleró ayer su tendencia a ladevaluación frente al dólar en el mercado informal, aunque, moviéndose a contramano del mundo, se revalorizó levemente frente a esa misma divisa en la plaza oficial. Esto colaboró para que la brecha abierta entre uno y otro nivel del tipo de cambio alcance un nuevo récord, al trepar al 83 por ciento.

La distancia se amplió porque la cotización del dólar paralelo sumó ayer otros 30 centavos (o 1,98%), al crecer de $ 15,15 a $ 15,45 el cambio para la venta, por contagio de la carrera alcista que por la tarde volvían a mostrar los tipos de cambio implícitos en las operaciones bursátiles. Éstas habían llegado a trepar hasta $ 13,80 en el caso del denominado dólar Bolsa o contado con liquidación local.

El alza de la divisa estadounidense contrastó con la caída que el dólar registró en el segmento mayorista, donde cedió 7 milésimas al caer de 8,4270 a 8,42 pesos por unidad. En esto influyó la acción del Banco Central (BCRA), que vendió 20 millones de dólares de sus reservas para acomodar los precios.

Lo curioso es que, de esta manera, el peso a nivel oficial se mueve a contramano del resto de las monedas emergentes y de la región, que comienzan a adaptarse a un contexto de revalorización mundial del dólar. El Dollar Index, un índice que pondera el nivel de la moneda estadounidense frente a los principales socios comerciales de ese país, alcanzó en la primera semana de septiembre un máximo en 14 meses.

Y esa tendencia se mantiene. "Ayer se desvalorizaron el peso chileno, el uruguayo y el real, pero el peso argentino a nivel oficial sigue estable o hasta sube", se extrañó la corredora de cambios ABC en su informe habitual.

NEGOCIO EN LAS FRONTERAS

El nivel que alcanzó la brecha está provocando intenso movimiento cambiario informal en las fronteras, una situación que fue favorecida en los últimos días por la paralización de actividades en la Aduana a causa de un conflicto gremial.

Por caso, una legión compuesta por unos 100 "motoqueros" circulan constantemente por el puente San Roque González de Santa Cruz, que vincula a Posadas, Misiones, con la ciudad de Encarnación, en Paraguay.

En su mayoría son jóvenes que se dedican al tráfico de divisas aprovechando el errático comportamiento del mercado financiero local, según describen los lugareños.

"Aquí se compara minuto a minuto cómo se va modificando el valor del peso en relación con el dólar, con el guaraní, el real, el euro u otras monedas, incluyendo también al peso boliviano, para ir cerrando operaciones", confiesan. Las amplias ganancias que se pueden obtener arbitrando monedas han multiplicado la cantidad de "arbolitos" que deambulan por calles de Posadas, además de abrirse nuevas "cuevas" en improvisados locales céntricos. Por el contrario: cambistas paraguayos informales operan libremente del otro lado del río Paraná.

Los motoqueros cruzan el puente cargados de dinero en bolsos atados a su cintura, debajo de ropas interiores u ocultado en pantalones que a simple vista parecen "inflados".

Aprovechando los flojos controles aduaneros en la cabecera argentina (la mayoría de los empleados del organismo trabaja a reglamento y hoy incluso volverían al paro), el tráfico de divisas en las fronteras de la Región Noreste (NEA) constituye hoy un negocio rentable. "Cualquier muchacho que realice diez viajes diarios en moto, algo común, ya que se trata de un negocio continuado que está abierto las 24 horas, puede llegar a ganar alrededor de 200 dólares por jornada", detallan los informantes.

Difícil es calcular el monto operado por agencias de cambio oficiales ubicadas en Iguazú, en la Triple Frontera con Paraguay y Brasil por ejemplo. O en los distintos puntos de Misiones, que tiene 1000 kilómetros de fronteras, de los cuales 900 son con países vecinos y sólo 100 kilómetros con la provincia de Corrientes.

Fonte:


Desenvolvido por Controle Online - Desenvolvimento de aplicativos

Hospedado por Go Infinite