O superávit comercial dobrou de importações em queda

El intercambio comercial durante agosto dejó una ganancia de 899 millones de dólares, más del doble de la ganancia de 367 millones de igual mes del 2013, en el marco de una fuerte retracción del comercio a partir de la caída de las importaciones, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo dio cuenta de los datos del intercambio del mes pasado cuando las exportaciones bajaron en términos interanuales un 12 por ciento para quedar en 6.599 millones de dólares, al tiempo que las importaciones sumaron 5.700 millones, un 20 por ciento por sobre la marca anterior.

En lo que va de un año signado por la crisis económica que afecta principalmente a países de Europa, Brasil y China, la balanza comercial argentina presenta un superávit de 5.386 millones de dólares, un 9 por ciento por debajo de los de los 5.890 millones que presentaba entre enero y agosto del año pasado.

Las ventas al exterior mostraron caídas en sus volúmenes en todos los rubros, siendo los de mayor retroceso el de combustible y energía, con el 21 por ciento y manufacturas de origen agropecuario, y de origen industrial, con el 13 por ciento.

Si el retroceso en las ventas no resultó mayor, obedeció a que el precio de las manufacturas de origen agropecuario subieron 1 por ciento, y la de los combustibles el 3 por ciento.

En tanto, el comercio con el Mercosur —principal socio comercial—, concentró el 26 por ciento de las exportaciones argentinas, y 24 por ciento de las compras realizadas al exterior, con un saldo positivo de 457 millones de dólares.

Las exportaciones tuvieron una pequeña variación positiva, y las importaciones descendieron 39 por ciento en términos interanuales, debido a la caída del sector automotriz.

Entre las compras, el principal rubro resultó bienes intermedios, con 1.699 millones de dólares, seguido por combustibles, con 1.507 millones; piezas y accesorios de bienes de capital 1.463 millones de dólares.

Los precios de las importaciones retrocedieron 4 por ciento en promedio, al tiempo que también cayó un 16 por ciento el volumen de lo comprado, salvo en bienes de capital que aumentó el 8 por ciento.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, destacó la semana pasada que la diferencia entre la venta y la compra de energía prevista para el corriente año dejará un déficit de entre 8.000 y 9.000 millones de dólares. "La idea de que hay déficit porque hay muchos subsidios olvida la búsqueda del autoabastecimiento energético" que impulsa el gobierno, dijo Kicillof al mostrar las estimaciones del Presupuesto para el 2015 en el Congreso.

"Tenemos que afrontar el déficit energético que implica importar combustibles del exterior", sostuvo el ministro.

La importación de combustibles sumó en lo que va del año 8.266 millones de dólares, un 8 por ciento menos que entre enero y agosto del año pasado.

Fonte:


Desenvolvido por Controle Online - Desenvolvimento de aplicativos

Hospedado por Go Infinite