A balança comercial aumentou 145% por uma queda acentuada nas importações

Por tercera vez en lo que va del año aumentó el superávit comercial. En agosto pasado fue de U$S 899 millones, un 145% más que en igual mes de 2013. Pero aun así, entre enero y agosto el excedente comercial suma U$S 5.386 millones, y está 9% por debajo de los U$S 5.890 millones de los primeros 8 meses de 2013, según los datos que el INDEC difundió ayer.

Sin embargo, lo que sería un dato positivo, tal como pasó en junio y julio, no es reflejo de una recuperación de la economía. Es consecuencia de una fuerte contracción del comercio exterior por la caída de los precios internacionales, la recesión y las trabas a las compras del exterior. Esto también se reflejó en los números de agosto: las importaciones se desplomaron un 20%, en tanto las exportaciones se redujeron un 12 por ciento.

El bajón que sufrieron las compras del exterior se debe a las restricciones y trabas oficiales por la escasez de divisas y a la recesión que fueron llevando a que las industrias y comercios necesiten menos insumos y maquinarias.

Este proceso se fue acentuando en el transcurso del año. Así, de una caída de un dígito en el primer trimestre, se pasó a reducciones de dos dígitos, con el récord de caída de 20% en agosto.

El mayor desplome lo sufrió la industria automotriz que, entre enero y agosto, redujo un 43% las compras del exterior. Le siguieron las piezas y repuestos con una reducción del 19%. Y hasta la importación de bienes de consumo se achicó un 10%.

También, entre enero y agosto, la baja de las ventas al exterior fue generalizada, con excepción del rubro de los alimentos que subió un 4%. Bajaron un 24% las ventas de productos primarios, en especial cereales (-47%), hortalizas y legumbres (-20%) y frutas frescas (-20%), por una combinación de caída de los precios (-11%) y de las cantidades exportadas (-14%). Otro 13% retrocedieron las exportaciones industriales, como calzados (-23%) cueros (-17%), textiles (-2%) transporte terrestre (-20%). Y un 15% bajaron las exportaciones de energía, entre otros, petróleo, aceites y carburantes.

Por países, el informe del INDEC destaca que, entre enero y agosto, las ventas a Brasil cayeron un 13% y las importaciones desde ese país se desplomaron un 23%.

Por productos, las mayores caídas de las exportaciones se concentraron en maíz (— U$S 2.828 millones) y autos (-U$S 749 millones). En el proyecto de Presupuesto el Gobierno estimó que el saldo comercial de este año se reducirá unos 2.500 millones de dólares en relación con lo proyectado a fines del año pasado.

Fonte:


Desenvolvido por Controle Online - Desenvolvimento de aplicativos

Hospedado por Go Infinite