Como influencia o colapso do petróleo nos preços dos combustíveis na América Latina

Los precios del barril del petróleo son noticia desde finales del mes de septiembre por estar sufriendo una caída histórica, determinada fundamentalmente por un exceso de oferta a partir del crecimiento de la producción estadounidense por la expansión del fracking.
 

Aunque algunos economistas se animan a vaticinar un rebote de los costos internacionales, lo cierto es que Latinoamérica ya se hizo eco de la caía del commodity. En la mayoría de los países de la región ya se registró una caída de los precios internos de los combustibles, puntualmente de la gasolina y el diésel, derivados del petróleo.

LEA MÁS: El petróleo se derrumba: cerró a 57,81 dólares por barril y bajó más del 12% en una semana

LEA MÁS: La caída del precio del petróleo es "como un recorte de impuestos, es claramente positivo"

LEA MÁS: Por primera vez desde 2010, la gasolina estadounidense baja los 53 centavos de dólar

 

Se operó una caída de mayor o menor impacto dependiendo el caso en Paraguay, Colombia, Perú, Chile, Panamá, Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

De acuerdo con información oficial publicada por el Ministerio de Minas y Energía, los precios de referencia de los combustibles en Colombia sufrieron una baja en el mes de diciembre como consecuencia de la caída generalizada en los precios internacionales del petróleo, el aumento de la tasa de cambio y del precio de los biocumbustibles.

La gasolina experimentó una caída de los precios del 1,5%, hasta quedar en $8.495 colombianos por galón, el equivalente a u$s0,93 el litro. Con esto vuelve a los valores de principio del 2014.

En el caso de Paraguay, la reducción de los precios se debió además de a la caída de los precios del petróleo a nivel internacional, el aumento de la cotización del dolar a nivel local y los niveles de stock de cada producto, informó el diario local Última Hora.

Chile también ha experimentado una caída de sus precios, de acuerdo a un informe de la consultora Econsult, que afirma que "la expectativa para los precios de los combustibles en Chile en las próximas semanas es mixta con sesgo a la baja".

"LA EXPECTATIVA PARA LOS PRECIOS DE LOS COMBUSTIBLES EN CHILE EN LAS PRÓXIMAS SEMANAS ES MIXTA CON SESGO A LA BAJA"

En ese cuadro, la bencina de 93 octanos, una de las variedades del mercado, cayó $5 chilenos por litro, un 0,8% aproximadamente, hasta los $785, equivalente a u$s1,27. La bencina de 97 octanos, por su parte, cayó $8 por litro, cerca de 1,2%, hasta alcanzar los $851. Es decir, u$s1,38 por litro.

El precio del diésel, por su parte, caería uno $5, una caída del 0,9%

Perú es otro de los países donde se registraron recortes de precios, de acuerdo con El Comercio, generados por el hecho de que se trata de un país importador de combustible. "El recorte en los valores del llamado 'oro negro' se hará sentir en los menores precios en el corto plazo, sobre todo para aquellas industrias que dependen de él, como transporte, minería, pesca y siderurgia".

Un cuadro similar es el que se da en el resto de los países de Centroamérica.

 

Otro grupo de países, formado por Argentina, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Uruguay y Brasil,no han registrado modificaciones en sus precios, ya que éstos son definidos por cada gobierno en función de sus necesidades económicas. Entre ellos, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Brasiltienen precios internos por debajo de los internacionales, mientras que Uruguay y Argentinatienen los costos internos más altos de toda la región.

En Uruguay, por ejemplo, el precio no fluctúa en función de los movimientos de los mercados, sino que es fijado por la estatal ANCAP. De acuerdo a fuentes del organismo consultadas por Infobae, "Como ocurre desde ya algunos años, el último aumento fue de un 2% y se aplicó a principio de año".

Sin embargo, el diario local Subrayado recogió recientes declaraciones del ministro de Economía uruguayo en las que no descarta una rebaja de los combustibles y señala que es un tema a analizar próximamente. A su vez, el funcionario recordó que en otros tiempos "cuando el petróleo subía y no se ajustaban las tarifas se generaron pérdidas", que podrían ser "recompuestas" en el actual período de baja de costos.

Actualmente, el precio promedio de las gasolinas es de u$s1,74, y del diésel u$s1,64.

En Argentina, el segundo país con los precios más altos (u$s1,57 para las gasolinas y u$s 1,51 para el diésel), tampoco se registraron bajas. En palabras del economista Nicolás Gadano, "los precios de los combustibles locales están desenganchados de los precios internacionales".

"EN ARGENTINA LOS PRECIOS DE LOS COMBUSTIBLES LOCALES ESTÁN DESENGANCHADOS DE LOS PRECIOS INTERNACIONALES"

En Brasil, la caída de los precios del petróleo a nivel internacional tampoco se reflejó en los precios internos de los combustibles. El economista Gustavo Segré, desde San Pablo, explicó a Infobaeque aunque en el país existe una gran variación de los precios de los combustibles, se trata de un precio administrado, fijado por el gobierno de Dilma Rousseff, y que "por este motivo, es más barato que los precios internacionales".

 

En Bolivia el combustible es subvencionado, por lo tanto no se modifica. La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) mensualmente publica resoluciones sobre los precios, aunque las variaciones no superan los pocos centavos.

De hecho, el último aumento del precio del combustible habilitado fue hace dos años. Según fuentes de la ANH, ese movimiento de los precios, aunque no fue tan abrupto, sacudió la economía boliviana y provocó protestas y manifestaciones contra el gobierno de Evo Morales.

En Ecuador la situación es similar, ya que los precios no están sujetos a los vaivenes de los precios internacionales, sino que los define el Estado. Desde que asumió la presidencia Rafael Correa, en el año 2007, los precios de los combustibles no se han modificado.

Venezuela es un caso paradigmático, ya que los precios de los combustibles son los más bajos de la región, costando apenas unos decimales de centavos el litro.

Desde la abrupta caída de los precios internacionales del petróleo Venezuela ha intentado, desde el lugar que tiene en la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), operar para revertir esa caída a partir de un recorte de la producción, aunque sin éxito. Es que los ingresos del país provienen en gran medida de la exportación del commodity, y ya es seguro que serán menores a lo esperado. Este hecho, sumado a un fuerte gasto difícil de recortar, podrían resultar en un default de la economía.

 

Venezuela no modifica los precios de los combustibles desde el año 1989, en el que la ola de protestas conocidas como Caracazo sacudió al país después de un anuncio de una suba del 30% en los combustibles.

Por último está el caso de México, el único país de la región que en el contexto de baja de los costos del petróleo ha registrado un alza de sus precios de la gasolina y del diésel, del 0,73% y del 0,80%, respectivamente. En realidad, se trata de una medida de la Secretaria de Haciendo y Crédito Público, que desde hace más de 20 años aplica una política de ajustes mensuales al alza.

Para completar el panorama continental, en Estados Unidos la gasolinera Oncue Express de Oklahoma vende desde la semana pasada el combustible por 0,53 dólares. Se transformó así en la primera en bajar la marca de 2 dólares por galón (3,78 litros) desde el 30 de julio de 2010. El promedio nacional es de 2,74 dólares por galón (72 centavos de dólar por litro).

 

Fonte:


Desenvolvido por Controle Online - Desenvolvimento de aplicativos

Hospedado por Go Infinite