Eles admitem que há um forte freio na economia

Admiten que hay un freno muy fuerte en la economía

Lo reconoció Kicillof al presentar las cifras del Presupuesto 2015: este año se crecería apenas un 0,5%, muy lejos de su pronóstico del 6,2%. Para el año próximo, proyecta una inflación de 15,6%

 

Por primera vez, el Gobierno reconoció el enfriamiento que sufre la economía. Fue al presentar ayer el proyecto de ley de Presupuesto Nacional para 2015. El titular del Palacio de Hacienda, Axel Kicillof, admitió ayer que el crecimiento económico será de apenas el 0,5%, muy lejos del 6,2% que se proyectaba el presupuesto para este año y justificó esa caída en el “efecto contagio” de la crisis financiera internacional que afectó, según explicó, a todos los países emergentes.

El optimismo oficial, en cambio, regresó a la hora de hablar de 2015. Según el presupuesto presentado, el año que viene la economía crecería 2,8%, la inflación será del 15,6% y el dólar oficial en promedio cotizará a $9,45 (ver pág. 4).

De un leve superávit para 2014, ahora Economía estima un déficit que equivaldrá a 4 puntos del PBI. A contramano de sus extensas explicaciones, Kicillof ayer eligió usar pocas palabras y en menos de 25 minutos resumió en el frente externo el argumento del pobre crecimiento en el PBI.

“Para 2014 se esperaba que lo peor de la crisis ya hubiera pasado y sin embargo ahora hay pesimismo en las economías centrales y también en las emergentes que se vieron contagiados por la lentitud en las tasas de crecimiento mundiales”, continuó. Antes de develar las cifras con las que el Gobierno prevé cerrar 2014, recordó que también otros países recortaron sus proyecciones. “Estados Unidos se esperaba que en 2014 creciera el 2,8% y al ultima revisión del FMI ahora da un 1,7%. Europa no arranca, China en 2014 crecerá el 7,5%, el peor año de la última década y Brasil que iba a crecer 3%, ahora según las estimaciones como mucho lo hará un 1%”, añadió.

Según Kicillof, la crisis mundial obligó al Gobierno a adoptar medidas“anticíclicas”. Así se refirió al plan Precios Cuidados, el Procreuto, el incremento en Asignación Universal por Hijo, la regulación en la tasa de interés para sostener costo del financiamiento, la obligación impuesta a los bancos de dar crédito barato a las pymes, el Fondear y los planes para evitar despidos, como el Repro. Según el ministro estas políticas que se aplicaron para compensar la caída en las exportaciones con demanda interna “seguirán sosteniéndose el año que viene, que será mejor que el corriente, también para nuestros socios comerciales”.

En 2014 el resultado fiscal será, según Kicillof, “bastante favorable en relación a la economía regional”. Sin embargo las planillas oficiales muestran un déficit primario de $ 79.501, 4 millones, mientras que el resultado financiero muestra un rojo de $ 166.602, 7 millones. “Es un resultado razonable en el medio de esta política contracíclica para compensar la demanda externa que no llega”, insistió el ministro.

Pero el año que viene tampoco habrá superávit. Según las planillas oficiales en 2015 el déficit financiero será de 49.517,9 millones de pesos.

Mientras ya se habla de la quita de subsidios a la electricidad que implicará un golpe a los bolsillos de los consumidores este verano, el ministro defendió ayer el esfuerzo que hace el Estado para mantenerlos. “Los que quieren instalar que hay déficit porque hay muchos subsidios olvidan aclarar que ese déficit está vinculado al déficit comercial de energía”, dijo.

“Importar el barril de petróleo le cuesta al Estado US$ 17 dólares para venderlo localmente a 4 ó 5 dólares. Esa diferencia la solventa el Estado porque si en Argentina imperaran precios externos la industria local tendría serios problemas de competitividad y haría un agujero en los bolsillos de los consumidores”.

No faltaron las críticas a las consultoras que miden la inflación. “Sigo viendo proyecciones equivocadas de estas consultoras que no muestran su metodología de medición”, dijo el ministro, pese a que el INDEC sigue sin exhibir las canastas regionales.

Y mientras los privados hablan de una inflación del 40%, según el presupuesto presentado ayer será del 21,3% por lo que se desacelerará en lo que resta del año (hasta agosto, el acumulado del INDEC daba cerca del 18%).

 

Fonte:


Desenvolvido por Controle Online - Desenvolvimento de aplicativos

Hospedado por Go Infinite